Bitácora del Tiempo

Bitácora y Tiempo, dos palabras que me gustan.

  • Bitácora (Armario o cajón donde se guardaba un cuaderno diario de acontecimientos. Del francés “habitacle” o “bitacle”. Por extensión se llama al mismo cuaderno como “bitácora”.)
  • Tiempo (Duración de las cosas sujetas a mudanza o de los seres que tienen una existencia finita. Magnitud física que permite ordenar la secuencia de los sucesos, estableciendo un pasado, un presente y un futuro. Época durante la cual vive alguien o sucede algo.)

Ambas unidas dan nombre a un cuaderno muy estimado por mi: Bitácora del Tiempo. En él guardo los escritos de una etapa de evolución personal, en donde he descubierto cosas de mi vida que no recordaba y ni tan siquiera imaginaba.

Un cuaderno que contiene escritos de ocho años intensos de introspección a mi esencia. Un tiempo en el que he aprendido mucho y me ha dado respuestas a preguntas que me había hecho. Esos porqués que ya no lo son, completan con sus piezas un puzzle que da sentido a lo vivido.

Esta época evolutiva comenzó a gestarse en los años 2003-2006, período significativo (a finales de verano en el 2003 murió mi madre). Seguido de otra etapa que va desde el 2006 hasta el 2011. (En medio de esta transición, en la primavera del 2008, murió mi padre). En ambas épocas la enfermedad de mi marido fue cuando más estragos causó en su cuerpo y en consecuencia en nuestra vida familiar.

Los escritos de este último lustro son los que ahora van a ver la luz. El período anterior lo dejo para más adelante cuando tenga sintetizado todo lo escrito.

Han sido años llenos de interrogantes, plenos de sufrimientos, emociones, inquietudes, temores, inseguridades, desasosiegos, desesperanzas, escepticismos, frustraciones, impotencias y muchos sentimientos más. Que me han servido para encontrar respuestas que me han dado serenidad, paz, esperanza, sosiego, seguridad, armonía, tranquilidad, sentido común, alegría, felicidad y nuevos recursos que me han ayudado a darle la vuelta a una situación personal de la que he salido fortalezida.

Las experiencias que vivimos son personales e intransferibles, aunque los aprendizajes que sacamos de ellas si son compartibles con los demás. Soy de la opinión que los conocimientos que adquirimos pertenecen al Universo, el Todo del que formamos parte, y a todos se han de revertir.

Es por eso que me he decidido a crear esta sección del Blog en donde hablaré de cosas íntimas y personales que han formado parte de esta metamorfosis que me ha llevado a un hoy pleno de posibilidades.

Durante estos años de mi vida he tenido la suerte de convivir con Maestros muy cercanos: mi marido y mis hijos, son de quienes más he aprendido. Ellos con sus actitudes de vida me han enseñado la valua que llevo dentro.

Agunas veces, durante este período de introspección, navegaba sin timón y con temor aunque desde la convicción de que iba en el camino adecuado.

Un camino que ha cambiado mi perpectiva de ver la vida. En el tiempo de hoy, me siento preparada para expresar y compartir con las personas que lleguen hasta aquí lo que he aprendido sobre mi y el Universo del que formo parte.

Es época de recoger frutos de lo sembrado e ir sembrando para seguir evolucionando en el apasionante camino de la vida.

¡Es tan bello vivir!

Si la casualidad te lleva a este lugar y deseas leer mi cuaderno te doy la Bienvenida a Bitácora del Tiempo. Mi tiempo, el tuyo, nuestro Tiempo.

Un abrazo.

Montserrat

Anuncios

Gracias por tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s